EL CAMINO HACIA LA SALUD

Caminar es lo natural para el ser humano,
lo ha hecho durante cuatro millones de años.

Todos sabemos caminar.

Pones un pie ante el otro y repites la secuencia. No hay que hacer nada más. Simple verdad?

Pues a veces hay personas que olvidan que estamos diseñados para desplazarnos andando. Las prisas y la búsqueda de la comodidad a cualquier precio nos hacen olvidar la importancia de movernos.

Andar es un ejercicio perfecto para cualquiera. Cuando por fin somos conscientes de la necesidad de hacer ejercicio para compensar todas estas horas que pasamos sentados, lo más sencillo es empezar por aquí.

No necesitas demasiados elementos para practicarlo. Con unas zapatillas cómodas hay bastante. Y, aunque tu forma física no sea la mejor, puedes adaptar la intensidad a tus necesidades, incrementandola a medida que vayas mejorando.

Este tipo de ejercicio de bajo impacto, es muy sencillo de adecuar a tus gustos y posibilidades. Es gratuito y no requiere un lugar específico. Puedes salir a caminar a la hora que mejor te convenga.

Els beneficis de caminar

Caminar al menos 30 minutos al día ayuda también a mejorar la densidad ósea, a reducir el exceso de grasa e incrementa la masa muscular. Ganas equilibrio y ayudas a quemar el exceso de azúcar en la sangre, mejorando la diabetes.

También se reduce la posibilidad de sufrir un infarto de miocardio o cerebral, osteoporosis, diabetes tipo 2, hipertensión arterial, aumento del colesterol sanguíneo, exceso de peso o cáncer de colon.

El ejercicio físico regular mantiene entrenados los músculos para todas las actividades diarias, evitando dolores musculares, articulares y óseos.

A la vez ayuda a dormir mejor, tener mejores digestiones y mantener un tránsito intestinal adecuado.

Una forma física saludable nos capacita para hacer más trabajo, rendir más en nuestra actividad profesional, en nuestros estudios e incluso en nuestras diversiones.

Hacer ejercicio puede ayudar a abandonar el consumo de tabaco, de drogas o de alcohol.

Cuando una persona totalmente sedentaria empieza a caminar cada día, nota una mejora en su salud así como en su estado de ánimo. Es muy sabido que el ejercicio físico hace que se segregan más endorfinas, responsables de un aumento de la sensación de bienestar. Mejora el humor y ayuda a ver la vida con más optimismo.

Un gran medio de transporte…

El neurólogo José Ángel Obeso, director del Centro Integral de Neurociencias de Madrid (España) lo sabe muy bien. Su trabajo diario en hospitales y el contacto con personas que atraviesan procesos de depresión, le han hecho ver lo terapéutico que resulta recetar «una hora de paseo diario». Y todavía más, caminar, si puede ser, por un entorno natural.

Su trabajo diario en los hospitales y su contacto con personas que atraviesan procesos de depresión, le han hecho ver el terapéutico que resulta recetar «una hora de paseo diario». Y todavía más, andar, si puede ser, por un entorno natural.

«Los caminantes no tienen obligaciones, sólo el sencillo placer de liberarse a paso a paso en su camino».

Según el doctor, los beneficios no se notan en el primer día, si no cuando llevamos ya una semana y andar es un hábito más en nuestras vidas. Es entonces cuando empezamos a notar sus terapéuticos resultados:

– Al andar, el cerebro no tiene que preocuparse de nada. Andar es fácil, todo el mundo puede hacerlo y si, además, recibe una dosis extra de oxígeno y del aire puro de la naturaleza, se sentirá todavía mejor. Es en este momento cuando empieza a estimular nuestro lóbulo frontal, que está relacionado con la creatividad y el estado de ánimo. Si a esto le sumamos la liberación natural de endorfinas, es entonces cuando aparece la magia. El cerebro se siente más eufórico y optimista.

– Ante un mejor estado de ánimo, aparece un aumento de la creatividad. No hay presiones, la hormona del cortisol que se segrega como el estrés desaparece y se rompen estos muros que, habitualmente, nos lleva al negativismo. Es el momento en que vemos las cosas de otro modo. Nos notamos más relajados, más entusiastas, más confiados.

Cambios que experimenta nuestro cerebro andando 30 minutos al día.

Se trata de caminar, de manera enérgica, de forma que puedas hablar pero no cantar. Como mínimo durante 30 minutos, a pesar de que, si es posible, aumentar el tiempo mejorará los resultados positivos.

Si no puedes hacerlo de forma continua, bien por falta de tiempo o porque te resulta demasiado cansado, prueba de realizar intervalos de 10 minutos. Y, por supuesto, trata de moverte durante el día siempre que puedas: no uses el ascensor, ve al trabajo caminando.

Tienes que incorporar a tu vida diaria el hábito de caminar. Para ello tienes que hacerlo cada día. Elige el momento que mejor te venga, el recorrido que quieras, pero no dejes de hacerlo ningún día. Si consigues instaurar el hábito, después lo echarás de menos y no tendrás que forzarte a hacerlo.

También es una buena idea utilizar algo que cuente tus pasos, aparatos más o menos sofisticados que te ayudarán a llevar un control de tu evolución. De este modo es más divertido y puedes observar como evolucionas.

Ten cómo marca 10000 pasos diarios. Es el número que marcan los expertos como un buen objetivo a conseguir, se considera que aquí está el límite de la inactividad. Aunque, por supuesto, esto depende de tus objetivos y tus posibilidades.

Reta a algún amigo y comparáis vuestros éxitos. Añadir este punto de juego te dará todavía más motivación. Y sobre todo no olvides que el movimiento ayudará a mejorar tu salud. Y esto es lo más importante.

Una grande diferencia: “reunitis” vs conversació abierta constructiva

Y TAMBIÉN EN La EMPRESA

La salud de los trabajadores refleja la salud de la organización.

Cada vez más se tiene conciencia de la necesidad de tener una empresa saludable y desde ANDLab trataremos de poner nuestro granito de arena para impulsar el cambio también en este aspecto, que es responsabilidad compartida de empresarios y trabajadores.

Caminar te permite utilizar el tiempo para algo más. Puedes ir acompañado y aprovechar para mantener una conversación con alguien. Es una forma genial de aprovechar el tiempo. Las reuniones caminando son más productivas, puesto que al apartarnos de los ordenadores y los móviles, nos centramos únicamente en el que se está hablando. Y a la mayor parte de las personas les encanta este cambio de ambiente y mejora su predisposición.

Si sales solo, también hay cosas que puedes hacer, desde escuchar música hasta leer libros. Bien, leer no, pero seguro que sabes que existen los audiolibros, que te permiten escuchar el contenido. También existen los podcasts, que son como programas de radio con innumerables temáticas y duraciones. Seguro que si buscas un poco encontrarás algún medio que se adapte a tus intereses y te permita aprender algo nuevo mientras mejoras tu salud.

Ten en cuenta que hay muchos testimonios de músicos o escritores que reconocen haber tenido grandes ideas mientras caminaban. Y es que caminar mejora la creatividad, puesto que aumenta el flujo de sangre al cerebro.

Sabias que...

Rutes ANDLab

Que el ejercicio aporta múltiples ventajas a la salud es bastante conocido. Pero muchas veces se confunde con hacer deporte o con la gran paliza durante el fin de semana.

El deporte es divertido y beneficioso siempre que se practique con salud pero las Rutas ANDLab no van de esto. El objetivo es crear una rutina para evitar el sedentarismo y aprovechar que Andorra es uno de los mejores lugares para hacerlo. Para disfrutar de los beneficios que aporta la actividad física no hay que subir el Comapedrosa cada fin de semana, es mucho más sencillo.

Hemos visto como caminatas de 30 minutos diarios pueden en cuestión de meses dar lugar a mejoras considerables en los aspectos estructurales, bioquímico-metabólicos y emocionales. Pero es frecuente escuchar a todos decir que «no tiene tiempo» o que «le da pereza». Entonces que haremos? Pues acercar y favorecer tener la solución cerca.

Andorra es un enclave tranquilo, sano y limpio, entre montañas y lagos, en plena convivencia con la naturaleza, marco ideal para el desarrollo de la filosofía asociada al proyecto ANDLab. Pero la mayoría de nosotros, sobre todo durante la semana laboral, damos la espalda a todo esto. No somos conscientes de lo cerca que tenemos las montañas o un ambiente que nos aleje del ruido de la ciudad. De aquí nace la idea de las rutas saludables.

Muy cerca del centro de Andorra La Vella, Escaldes Engorday o cualquier capital de parroquia llegamos al contacto con la naturaleza o como mínimo a lugares donde podemos desconectar aunque sea un poco del estrés, disfrutar del aire puro , unas vistas fantásticas y conectarnos con nosotros mismos. Porque dedicar 30 minutos (o una hora) después de salir del trabajo o al mediodía a hacer este ritual es una de las mejores inversiones que uno puede hacer. Quizás habrá días que no se podrá, pero muchos sí.

Además, el país dispone de una serie de senderos y caminos muy cercanos a los que se accede en pocos minutos, perfectamente adaptados para caminar y frecuentemente infrautilizados. Surge entonces la voluntad conjunta con los Comuns de fomentar caminatas, que pueden adaptarse al estado físico de la persona y su disponibilidad de tiempo.

Entre las pautas que se dan para caminar, se recomienda utilizar calzado deportivo y ropa cómoda, evitar las horas de máxima insolación, beber agua antes de tener sed, hacer estiramientos después de la caminata y respetar las normas de seguridad vial.

Se diseñarán diferentes rutas saludables con longitudes de entre dos y cinco kilómetros, en terreno llano o con pendiente moderada, teniendo en cuenta las barreras arquitectónicas, con luz suficiente para la noche, con fuentes y bancos para descansar, y a las que se acceden desde el centro de las ciudades, para no necesitar coger el coche para ir a caminar. Algunas de estas rutas quizás seran de difícil acceso durante el invierno en caso de nevadas intensas, pero seguro que encontraremos una ruta o actividad física alternativa.

También es una herramienta de socialización, fomentando encuentros entre amigos, compañeros de trabajo, familia o gente que acabamos de conocer para compartir esta grata experiencia. Una oportunidad para dar un giro a nuestras vidas, para empezar a escuchar nuestro cuerpo y ayudarle, pero también para la magia que surge cuando éste comienza a liberar su potencial, dando más vida a nuestros años y dándonos cuenta de nuestras capacidades. Es también un reto para la empresa saludable, una obligación hoy en día pero también una oportunidad para todos.

Será necesario garantizar el buen estado de los caminos, un mínimo de señalización y la correcta comunicación de su existencia. Progresivamente, se podrán introducir puntos de información, por ejemplo, a través de códigos QR que nos lleven a la web www.andlab.org, donde se irá describiendo en detalle esta iniciativa y cada recorrido.

También se fomentará hacer salidas regulares en grupo para ayudar a aquellos que no saben cómo empezar o simplemente para unir cada vez más gente que han visto las posibilidades de algo tan sencillo como poner un pie delante del otro.